Alfonso X El Sabio, el primer feriante de Sevilla

Alfonso X El Sabio, el primer feriante de Sevilla

La Feria de Abril de Sevilla aloja en su interior multitud de historias. Desde sus orígenes hasta el presente, lo que en un primer momento fue una feria de ganado ideada para fomentar la agricultura, se ha convertido en una semana de ocio y disfrute para todo aquel que desee visitarla.

Su inicio oficial como Feria de Abril data de 1847, pero mucho antes de la citada fecha y hubo feria en Sevilla. Lo que muchos no saben es que hay que remontarse a la etapa medieval para encontrarla.

Antes de que naciera la Feria sevillana, Andalucía contaba con varios encuentros de ganaderos, negociantes, vendedores y mercaderes de todas clases. Esas ferias también se celebraban en abril y recorrían toda la geografía andaluza. Eran famosas las ferias de Vejer y Cartaya, Carmona y Andújar, de Jerez y Alcalá, pero sobre todo destacaba la feria de Mairena del Alcor por su lujo, riqueza y por los bienes que aportaban los vendedores que venían de lejanas tierras.

La primera piedra llegó en la era medieval

Cuando José María Ybarra (vasco) y Narciso Bonaplata (catalán), concejales de Ayuntamiento de Sevilla, apuestan por la creación de la Feria de Sevilla en el año 1846 (la primera Feria data de 1847), el objetivo era recuperar la vieja tradición que se inició con el Rey Alfonso X El Sabio.

El hijo del Rey Fernando III y Beatriz de Suabia otorgó el permiso para celebrar dos ferias en Sevilla. Una en el mes de abril y otra en el mes de septiembre. Esas ferias de ganado, típicas en una Europa medieval que buscaba la puerta del comercio para crecer, han acabado convirtiéndose en la Feria de Abril y la posterior Feria de San Miguel. La primera Feria de Sevilla tuvo lugar en 1254.

800 años de su nacimiento

Entre 2021 y 2022 se cumplen 800 años del nacimiento de Alfonso X El Sabio. Nacido en Toledo, el Rey de Castilla y León gobernó hasta 1284. Su legado en Sevilla se extiende más allá de la Feria. Alfonso X El Sabio fue el impulsor del Palacio Gótico del Alcázar, las iglesias parroquiales de Santa Ana, San Julián, Santa Lucía o Santa Marina. Esa herencia no solo es física sino que envuelve a la simbología de la ciudad. El emblema NO&DO también fue impulsado por Alfonso X El Sabio.

El origen de la Feria de Abril surgió de la necesidad y de las inquietudes comerciales del momento. Esas inquietudes aparecieron en el s.XIX y en el s.XIII.

Deje su comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *